Charo Acera

Nací de barro y agua, el sol me enseñó los colores.

Crecí entre madera de cerezo y rocas contadoras de historias.

Mis manos en la tierra modelaban lo que los lápices decían.

Hoy, respiro aire que se filtra entre los hilos de los lienzos,

vientos que bruñen los bronces.

Con brazos alados que bailan entre nubes, recorro el mundo.

ARTE es nacer - vivir - morir,

siempre, en un proyecto, en una idea, en un camino.

Ordenando mi propio kaos.

VIENTOS

CUERDA

TOCA